Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2010

Señor X

Hola
sonrisas
abrazos
miradas

Besos
caricias
pasión
desnudes

Tú barba
mi espalda
mi vientre
tu boca

Suspiros
espasmos
asfixia
la nada

Descanso
plática
pasado
recuerdos

Conteo
tus verrugas
mis lunares
nuestros años

Tus ojos
mi espacio
mis senos
tus manos

Pasión
desenfreno
conjunción
torbellino

Mis ojos
tu tristeza
tus versos
mi alegría

Tu boca
mi boca
tu pecho
mi pecho
tu vientre
mi vientre
tu infinito
mi morada
ritmo
explosión
muerte
resurrección

Descanso
silencio
arropo
sueño

Una vez
una más
díez sin sentido
cien con hastió

Televisión
música
poesía
historia

El alba
nosotros
tu
yo

Ducha
disfraz
salida
adiós.

Diario, 28 de diciembre, 2010-12-28

Había dejado de lado esta bitácora detallada de mis múltiples actividades que me llevan de un estado emocional a otro pero hoy, justo el día de hoy la retomo para compartir, entender y comprender qué es lo que me está pasando.
Porque escribir se ha vuelto catarsis y la catarsis libera.
Efectivamente hoy he decidido confesar y publicar que tengo un amante.

Podría parecer si estuviéramos en el siglo XIX, una confesión más que una revelación, o la necesidad de liberar la culpa y conseguir perdón, pero en este caso, ninguna de las anteriores aplica, sólo el hecho de decir abiertamente que TENGO UN AMANTE.
Y por qué no confesarlo si he encontrado por fin ese ser maravilloso que me da lo que siempre había soñado en una relación de pareja de esas formales y comprometidas pero no entrometidas; que me da mi tiempo y mi espacio en todo momento y no duda en sorprenderme con sus detalles, sus atenciones, incluso con estas ganas que tiene de hacerme sentir en todo momento como una reyna.

¿Por qué amant…

Luna Roja

Anoche la luna me recibió roja al fondo de esta calle del que es el barrio bajo en donde vivo.
Sería un error pensar que es bajo por pobre. Aunque si bien la pobreza impera en sus calles no es la falta de recursos de quienes lo habitamos lo que lo hacen bajo, sino la geografía del entorno que nos ubica justo entre escaleras que suben y bajan y mi heredero tuvo a bien decir que por eso nuestro barrio es bajo.
Así, esa luna sirvió de fondo a casas iluminadas, a chicos que pese a lo temprano de la hora ya se encuentran embrutecidos por los alucinógenos, unos químicos, otros naturales, pero a final de cuentas drogas, a familias que por el simple hecho de compartir y convivir se dan cita en la delgada banqueta para afinar detalles respecto al festejo de una celebración que ya nadie sabe qué significa.
Perros por todos lados, basura tirada en las calles, gente inconsciente y gente conciente que ayudan a deteriorar el paisaje.
Así me recibió hoy mi barrio y al dar vuelta a la llave de la entrada…

Diario, 16 de diciembre de 2010

Regalitos y muchos regalitos. El ambiente está cargado de olor a fiesta y los festejados que somos nosotros mismos sonreimos ante el despilfarro. El pretexto es perfecto para compartir, los abrazos se dan a manos llenas y sonreimos ante la promesa de recibir justo lo que pedimos cada uno.
Me gustan los intercambios, aunque en este caso, no pude pedir lo que realmente quería :)=
A convivir, a combeber, a repartirnos y compartirnos que a final de cuentas, estas fechas sólo son una vez al año.

Diario. 15 de diciembre de 2010

Y bueno, se me podrían aplicar infinidad de calificativos después de tanta historia que sigo acumulando a manera de experiencia pero en este caso no vienen al caso porque éstos no son necesarios aun pese a la redundancia.
Porque si de redundancias hablamos pasamos a las redondeses y las mías que se acumulan me hacen sentir dichosa.
Y no porque crea o piense que este cuerpo es bello así, redondito, pofito, acumulado, sino porque es tanto y tan inmenso y esa inmensidad le da tal intensidad que sigo en esta bonhomía que me caracteriza repartiendo y compartiendo lo único que no me cuesta y que me sobra en grandes cantidades, poquitos de amor.
Aun así el amor verdadero, ese que es completo y llena y hace soñar, ese sigue latiendo tan intenso como el primer día y mi objeto de amor, pasión y deseo sigue haciendo esa química maravillosa que nos deja con necesidad de más aun y cuando el agotamiento nos quite las ganas, pero no la necesidad.
Y sigo hablando en presente y sigo hablando de nosotros p…

Diario. 4 de diciembre, 2010.

Y así, poco a poco, fui descubriendo el cuerpo, entregando intimidades, relatando fantasías, y sin más, él sólo observó, se sintió satisfecho y sin decir palabras se alejó dando la espalda...
Hoy me estrené como tabledancera y ni la ficha me pagaron... CHALE!!!!!!

Y lo peor del caso no fue la falta de paga, sino toda la buena fe que le puse al asunto de seguir siendo yo misma pero al desnudo y con estrías. Porque lo más terrible del desnudo no es ese que nos mira con ojos de lujuria, sino esa que no nos mira pero que nos critica todo el tiempo la lonja acumulada, las carnes blandas, los alones caídos, lo imperfecto de las piernas y la protuberante panza que a ese otro no le importa. Ella es la más terrible crítica y lo que es peor, es nuestra pobre visión de uno mismo, la famosa autoestima.

Porque lo de menos es ser imperfecta, el problema es creerlo y creer que importa serlo o dejarlo de ser. Pero más terrible es aun exponer las imperfecciones y que el otro tenga tan poca delicadeza que…