Ir al contenido principal

I'm proud of myself

Dejo aquí mi ensayo del curso de literatura que estoy tomando y los comentarios de mis queridos compañeros que me llenan de orgullo. La lectura fue Luz de Agosto de Willia Faulkner, historia altamente recomendable.

I'm a 45 years old. I was born in 1967 and all my life I has been free. I'm free to decide what to do, I'm free to study whatever I want, I'm free to be maried or separate or single. I'm free to educate my son alone or with somebody.

When I begin to read "Light in August", I was expecting a story of the discrimination of the color people in the US, but I confese, I don't know this kind of topic.

But I know about discrimination not because the color o my skind, or the social class I born, or because I don't have a good intelectual education.

I have live the discrimination to be a woman.

Even in this century, there are women who are hit just because they are women. In the story there is the big part of racism when the man is black but all around respect him because he don't look like a black man. He looks white, his clouthes are for a white man, he acts like a white.

But in the story, all the women are women, black women, white women, young women, old women. All of them are hit women because the man don't know them, because they can say "I love you" and they think It's because of the woman, not the man to fear.

The man is fear of the woman and the word "bitch" is the only way to defend the need for the woman to be loved.

I know the story is about racism and discrimination, but behind the men, there are a lot of women in the story living this offenses but the most tragic is that now a days, there are women living this kind of offenses and the things are not changing. The color people, the homosexual people, the minorities are making changes in the way they like to be treated, but the women, in many cases, they think there are no change, because it is and has been all the time.

Y los comentarios agradecidos:

peer 1 → Clear enough explained, but the author could have spend some more words about the argument.

peer 2 → I'm very impressed how you wrote this paper from the women in the story point of view. You wrote it as one of the characters of that time who has traveled to this century and has noticed nothing has changed for women. You are right. We must make a stand for our daughters and granddaughters. Great work.

peer 3 → I agree with your worries about all these types of oppression. As for your essay, I would advise you to add one or two examples from the text (quotes) to support your argument. That would have improved your essay.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Me gustan los hombres de bigote.

He llegado a la conclusión de que me gustan los hombres de bigote. Creo que un buen mostacho tiene mucho qué ofrecer en una relación.
Hay bigotes anchos, otros delgados, pero todos hacen cosquillas al besar, segunda cosa que me encanta (los besos por supuesto).
Los bigotes niños apenas y despuntan, pero le dan cierto aire de madures al portador, los anchos y obscuros, me hacen pensar en un hombre serio, muy formal, los delgados me evocan, no se por qué, la imagen de un Don Juan empedernido, será porque Pedro Infante casi siempre portaba bigote escaso.
¿Pero qué es lo interesante de un bigote además del marco que le da al rostro del portador?
Como ya lo dije, de principio el beso, que se vuelve toda una experiencia erótica cuando va unido a un buen bigote, las sensaciones tan intensas que puede tener la piel cuando ese mismo bigote recorre con besos pequeños toda la anatomía, el sentir un suave rose en cualquier parte del cuerpo con esa escobetilla puede incluso ser el pase al cielo.
El big…

Carta apócrifa, que no espuria de Pedro Armendaris a Natalia la primera

Mi muy amada Natalita:

Discúlpeme lo tarde en que le doy respuesta a su último mensaje. No tengo una razón lo suficientemente de peso para no haberme aplicado a la tarea de darle respuesta pronta porque bien sabe que el saber de usted me mueve a querer correr a su lado y no nada más a dedicarle unas cuantas letras. También no le puedo mentir, me conoce hombre de ocupaciones absorbentes y el ser figura pública me hace desentenderme de mis otras actividades privadas que usted tan bien conoce. Pero me sabe ferviente admirador que soy de usted y de su persona y el tiempo se me hace eterno para poder sentarme y escribirle como usted se merece, con el corazón en la mano.

Porque de todos los habitantes del planeta sólo usted Natalita me conoce en el fondo y sabe de mis quebrantos, de este aferrarme a querer ocultar lo emocional que a veces me torno y que el personaje dista mucho del hombre sensible que soy en realidad.

Y así como me oculto sensible, también tengo que ocultar este amor tan in…

¿Jugamos a las muñecas?

Desde niña me gustaron las muñecas. No se qué extraña sensación protectora despertaban en mi que me hacían sentir la dueña de la situación y la que ponía las reglas cuando con ellas jugaba a la casita, a tomar el té o a bañarlas y cambiarlas. Las muñecas siempre fueron mi pasión y mi padre la alentaba regalándome una diferente, la más moderna, la más sofisticada o la más antigua en cada uno de mis cumpleaños hasta que llegué a los diez.
A partir de ese año, ni las muñecas nuevas ni mi padre volvieron a aparecer en mi vida porque decidió dejarnos.
A raíz de eso mi madre se volvió visible porque antes sólo era la que mantenía la casa limpia, la que me bañaba y arropaba por las noches y la que siempre estaba ahí como testigo silencioso de mis juegos. Nunca abrió la boca para decirme si me quería o no.
Del silencio pasó al abandono. Comenzó con un trago a media tarde para poder relajarse y conciliar el suelo, después uno en las mañanas para afrontar el duro trabajo de costurera que había ten…