Sed

Labios desiertos puestos al sol
deseosos de la saliva que hidrata
falta de lluvia en las carnosidades
necesitados de un torrente que los lave

Comentarios

Entradas populares