En una tarde de verano

Hacer el amor contigo es un venirse sin sentido
Es depositar tu esperma muy en el fondo mío

Es mar de caricias que no aquietan ni excitan
Sólo amasan las carnes y las dejan insensibles

Carrera febril en donde el único ganador eres tú,
avalancha de espasmos que te son exclusivos

Cuando hacemos el amor tú me penetras, me posees,
yo en todo este espectáculo unidireccional
solo soy mera espectadora sin sentido
bulto sin identidad, mujer sin motivo

Hacer el amor contigo me quita mis aires de grandeza,
me vuelve piedra, objeto, cosa sin motivo.

Tú coges, yo solo observo, miro y me entrego
sacrificio absurdo que me quita el sentido.

Al final, sólo sonrio.

Comentarios

Entradas populares