Distancia, nostalgia

Hoy mi cuerpo se llenó de nostalgia por una amiga que se ha ido.
No, no se piense mal, no ha partido a conocer otras tierras, mucho menos ha muerto o se ha extinguido, simplemente ya no está porque ha transcurrido.

Esa amiga es la que fui y a quien ya no encuentro, la que se enamoraba sin miramientos, la que esperaba expectante a ser sorprendida por lo que la rodeaba y los que la rodeaban. Esa que se entregó completa amando con todo lo que podía, incluso con lo que no tenía.

Esa que con ojos nuevos miraba a los otros buscando el lado bueno y ocultándose mañosamente lo que no le gustaba.

Esa mujer-niña-joven que recorrió un camino que la llevó a este punto en donde ya no podemos convivir las dos.

He perdido una capacidad que todavía no se definir, si es la de amar, o la de sorprenderme o la de creer, y con esta pérdida ya no soy la que era antes y no sé si sea crecimiento o nostalgia, pero justamente hoy, me sentí triste por esa que fui y ya no encontré.

Comentarios

dianagdiaz ha dicho que…
Naty, esa pérdida de la que hablas creo a todos nos ha pasado en algún momento sensible, sin embargo me parece que aunque se crea perdida esa "capacidad de asombro" finalmente hay una esencia que nos indica que sigue ahi, quizás un poco escondida pero finalmente yo creo sólo basta con hacer un autoanálisis, busca en tu interior y verás que ahi sigue, sólo es cuestión de retomar esos sentimientos, es parte del "niño interior" que todos llevamos dentro, así que ánimo, te mando un abrazote y por cierto yo también me declaro "fans" de tu blogg!!! =) Caros
Xocas ha dicho que…
Mujer... supongo que sí que da una cierta melancolía, porque estaba contigo y eso seguro que era por alguna buena razón.
Pero lo cierto es que serás aún muchas más, te guste o no te guste. Y casi mejor que te guste, Natita.

Sigo explorando entre tus letras. Muy gustosamente, eso ya lo sabes.

Entradas populares