Diario. 30 de noviembre - 1 de diciembre, 2010.

Asecha la duda que se instala por todos los rincones. Aquí estoy en el centro de todo y sólo esperando con el miedo de dar el salto, de seguir adelante, de tomar las riendas y simplemente dejar ser.
¿Qué, quién? Creo que por el momento sólo me resta esperar y funcionar, hacer y producir, entregar y sólo dejar fluir.
Así, sin más miramientos, enfrentaré este reto sin objetivos y sin expectativas, como se deben afrontar las cosas y los momentos que no representan, que se escapan de las manos y no son ni propios ni ajenos porque convergen en un nosotros.
Quiero ¿Quiéro? Todavía no lo se pero realmente, tampoco quiero saberlo, sólo dejarlo ser.

Comentarios

Entradas populares