Costumbres

Acostumbraba amanecer mirando al sol
escuchar las novedades de las diez
pensar en voz alta
vivir de esperanzas.

Era mi hábito recordar en olores
entregarme a la tristeza
no hacer nada los domingos.

En fin, yo vivía sin sentido
no dormía
y pensaba en sosobra.

Era mi pasión amar hasta el cansancio y la aurora.

Comentarios

elisa...lichazul ha dicho que…
hay costumbres que vale la pena mantener...

besitos de luz
buena semana
viviana ha dicho que…
Qué hermoso poema, Nata.
"Era mi pasión amar hasta el cansancio y la aurora." Todo lo que dice este verso...qué maravillosa imagen que despliega tantos sentidos,me gustó mucho, querida amiga. Mucho.
Malinata ha dicho que…
Gracias por los comentarios niñas. Disculpen que hasta hoy conteste pero me di cuenta de algo...
Niña Vivi... tuve qué utilizar la palabra aurora por obvias razones ;) No digo más jijiji

Entradas populares