Hoy voy a cambiar, o de la lipo de lupita.

Hoy me dieron ganas así de repente, de caminar por la calle y en cualquier esquina sentirme invadida de tu aroma. Tener qué voltear a encontrarte y en ese encuentro reconocerme en tu mirada.
Reconocerme y reconocerte y así sin palabras con nuestras historias precontadas, prevividas, preunidas, tomarnos de la mano y sonreír por la coincidencia.

Y así tomados de la mano seguir caminando y dirigir esos pasos al lugar más íntimo en donde podamos descubrirnos y reconocernos, inventarnos y explorarnos y así, en ese safari de piel y sabores, de gustos y olores, simplemente amarnos.

Amarnos sin descanso hasta que la noche nos desgaste y el día nos ilumine. Sentirnos aun más uno y que el sexo deje de ser sexo entre desconocidos para volverse este hacer el amor entre entendidos.

Y así, haciendo el amor rematar el día, yo dormida en tus brazos protectores, tu cansado enredado entre mis mechones suaves y sedosos sabiendo que este encuentro se repetirá una y mil veces.

Hoy me dieron ganas, no se por qué, de enamorarme de alguien, ya no importa quién.

Comentarios

Xocas ha dicho que…
Ojalá que sea contagioso y no quede nadie sin contagiarse. Por una vez habría una epidemia bien interesante. ;))))

Bicos. Y recuerdos.
Xocas ha dicho que…
Esto se va a parecer un monopolio, pero qué le vamos a hacer si ya me veo repetido ;))
Encantado de volver a saber de tí, vengo a decirte que no tienes que pedir permiso para tomar de mi casita virtual cuanto gustes. Es más, te doy permiso para robar porque sé que lo harás delicadamente y nadie saldrá perjudicado.
Quedo pendiente de esas letras sobre los signos y espero volver pronto por aquí.
Entretanto, bicos-besos, todo lo respetuosos que puedan ser, pero nunca convencionales.
Y muchos recuerdos para tí y toda esa gente del otro lado del mar. No se os olvida.
Clarisa Camargo ha dicho que…
Querída mia, tengo 18 años cumplidos en agosto (no tiene taaaaanto que los extravié, si los conocí en mis "dulces 16)
Y no se preocupe, tanto como uuuultra alterada por el abandono, pues no estoy. Sólo que quiero explotar el sentimiento de nostalgia hasta que se me agote... si no, la inspiración se ira por un profundo racionalismo.

La quiero, y realmente, este texto me hace creer que a mucho esperar, el amor llega con una sinceridad manífica. Qué alegría por usted, querída mia.

Entradas populares