De las succiones cardenales o cómo firmar sin pluma.


Tu nombre marcado cerca de la aurora,
con letras de sangre las letras afloran
boreal es la luz que en tus ojos asoma
cuando en ellos descubro que existo, fui tu ahora.

La pasión de ayer ha quedado guardada
borrada, nublada, agota y cansada
tu recuerdo de hoy etérea morada
para no olvidarte y sentirme amada.

Hace muchas lunas, más lustros ha de esto,
cuando yo fui tuya y tu, sólo dispuesto
hace tanto tiempo que ya no te veo
que sólo me queda tu nombre en mi pecho.

Y si en una esquina te encuentro de nuevo
si nos conocemos, si estamos dispuestos
que otra vez con sangre las letras afloren
cuando tu recuerdo renazca en mi pecho.

Comentarios

Poett Lucipheller ha dicho que…
Es un placer que ya te hayas puesto a escribir nuevamente...

Asi es esto de los amores tipo auroras...

Asi debe ser cuando se ama...

un laaaargo y tierno beso Hada Awe.

Entradas populares