Una vida como tantas.


Haciendo un análisis respecto a mi vida, no puedo más que confirmar lo que ya había alcanzado a vislumbrar desde mi más temprana juventud; el ser diferente es un riesgo, pero creo que hasta el día de hoy lo he sabido afrontar con todas las satisfacciones y consecuencias que ello implica. No considero que en esta reflexión la palabra malo o bueno quepa, ya que considero que no se juzgan los actos, simplemente se llevan a cabo. Tampoco pretendo dar una cátedra respecto a cómo vivir la vida ni mucho menos, ya que las experiencias que he ido acumulando a lo largo de estos años, son mías, son personales y aunque me encantaría compartirlas porque han sido completamente satisfactorias las buenas y tristemente duras las malas, aún y su gran carga de consecuencias, es mi experiencia de vida. Pero, si alguien me preguntara en este momento si me arrepiento de algo de lo que he vivido, definitivamente diría que no, que excepto ese negrito en el arroz que mancha mi experiencia de vida, no me arrepiento de ninguno de mis actos, de ninguna de mis decisiones y mucho menos, de ninguna de las relaciones que he entablado tanto con amigas (os), conocidas (os), compañeras (os) de trabajo e incluso amores, todos y cada uno de ellos y ellas, han contribuido a que mi vida sea rica en experiencias, llena de calor humano y completamente satisfactoria........

Sirva pues esta nota, a final de cuentas, como un agradecimiento a ti, que con tu presencia has contribuido a que mi vida no sea una vida más y mucho menos, una vida como tantas....... Gracias por ser parte de mi.....

Comentarios

Entradas populares